Seleccionar página

Una cadena de errores llevó a una mujer al coma y a la castración.

Gloria Bonilla sufrió la extirpación del útero y los ovarios sin permiso en un hospital público.

Un retraso injustificado de 10 horas en suministrar un antibiótico ha dejado a Gloria Bonilla, de 36 años, sin un pecho, los dos ovarios, el útero y las trompas. La negligencia ocurrió entre el 14 de abril de 2004, cuando ingresó en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, y el 26 de mayo de ese año, cuando recibió el alta del coma en que entró por el error médico.

Gloria Bonilla es “muy mona y muy joven”, según su victoriosa abogada, Carmen Fernández Bravo. Es verdad. Tiene 36 años. Sin embargo, cuando sale de la ducha y se mira al espejo “se hunde” y tiene ganas de llorar. Revela con la voz recuperada y bastante cantarina tras una traqueotomía que nunca podrá “olvidar y cerrar la puerta al pasado”…

Share This